7 preguntas sobre el pleito de Corea del Norte y Estados Unidos

Con la ventana cerrando rápidamente-si no es que ya está cerrada- para que Estados Unidos detenga a Kim Jong-un de realizar un misil balístico nuclear intercontinental, los observadores de Corea del Norte analizan las opciones militares de Donald Trump, quien advirtió en agosto que el régimen norcoreano se enfrentaría al “fuego y la furia” si continuaban sus amenazas.

Después de que la Organización de Naciones Unidas aceptara las sanciones propuestas contra el gobierno de Kim, Corea del Norte reiteró su postura sobre crecer su programa de armas nucleares para disuadir una invasión estadounidense.

El ejército de Kim escaló las tensiones disparando un misil balístico que voló sobre Japón el 28 de agosto y esto empeoró el sábado 2 de septiembre cuando anunció que realizó una prueba de una bomba de hidrógeno que puede incluirse en un misil balístico intercontinental.

Este lunes, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU, Nikki Haley, dijo ante el Consejo de Seguridad que el régimen de Kim Jong-un está “rogando por una guerra”.

Para Trump y Estados Unidos, no hay opciones fáciles.

1. ¿ESTADOS UNIDOS PUEDE INTENTAR UN ATAQUE QUIRÚRGICO?

 Es probable que no funcione lo suficientemente bien. Los misiles y las instalaciones nucleares de Corea del Norte están dispersos y ocultos en todo el terreno montañoso del país.

Si recurriera a esa táctica, afectaría a 10 millones de personas en Seúl, 38 millones de personas en la frontera con Tokio y decenas de miles de militares estadounidenses en el noreste de Asia vulnerables a ataques con misiles – ya sea con ojivas convencionales o nucleares.

Incluso si Estados Unidos lograra eliminar todo, Seúl seguiría siendo vulnerable a los ataques de la artillería de Corea del Norte.

2. ¿POR QUÉ KIM OPTARÍA POR UN ATAQUE NUCLEAR?

“Incluso un ataque limitado” por parte de Estados Unidos “correría el riesgo de ser entendido por los norcoreanos como el comienzo de un golpe mucho más grande, y podrían optar por utilizar sus armas nucleares”, dijo Jeffrey Lewis, director del Programa de no Proliferación de Armas en Oriente y Asia en el Middlebury Institute of International Studies.

De alguna manera, Estados Unidos tendría que señalar a Corea del Norte y China -el principal aliado y socio comercial de Pyongyang- que un ataque militar quirúrgico es limitado y que deben evitar las represalias nucleares.

3. ¿CAMBIAR DE RÉGIMEN ES LA OPCIÓN?

El nuevo liderazgo no necesariamente conduciría a una nueva forma de pensar entre los líderes de Corea del Norte.

La prolongada exposición de Kim a los valores occidentales mientras estudiaba en Suiza llevó a algunos a especular que él podría optar por abrir su país al mundo – hasta que tomó el poder y demostró que estaban equivocados. Por otra parte, si el líder norcoreano fuera eliminado, el grupo que le rodea en el gobierno se convertiría en una lista larga de gente para matar.

China, temiendo tanto una crisis de refugiados como tropas estadounidenses en su frontera, probablemente buscaría sostener el régimen existente.

4. ¿LA GUERRA EN SU TOTALIDAD ES LA ÚNICA OPCIÓN PARA EU?

Una invasión a gran escala sería necesaria para eliminar rápidamente la artillería de Corea del Norte, así como sus programas de misiles y nucleares.

Sin embargo, cualquier signo de un golpe inminente -como la acumulación de armas de Estados Unidos, la movilización de los ejércitos surcoreanos y japoneses y la evacuación de ciudadanos estadounidenses en la región- podría hacer que Corea del Norte atacara primero.

“Lo realista es que la guerra debe evitarse”, dijo John Delury, profesor asistente de Estudios Internacionales en la Universidad de Yonsei en Corea del Sur. “Cuando realizas cualquier análisis costo-beneficio, se convierte en una locura”.

5. ¿CÓMO TOMARÍA REPRESALIAS COREA DEL NORTE?

La reacción inmediata sería el uso de artillería masiva en Seúl y sus alrededores. 

La artillería de Corea del Norte a lo largo de la frontera puede ser activada más rápido que los vehículos aéreos o navales. Los misiles balísticos más grandes serían lanzados a las bases de Corea del Sur, Japón o Estados Unidos en la región donde existan armas nucleares, químicas y biológicas.

Esos países cuentan con sistemas de defensa con misiles balísticos, pero no pueden garantizar que abatirán todo. Japón comenzó a ofrecer asesoría a sus ciudadanos sobre qué hacer en caso de que un misil caiga cerca de ellos –buscar refugio subterráneo-.

Aunque no está claro si Corea del Norte puede alcanzar con éxito ciudades estadounidenses como Denver y Chicago con un misil nuclear, también se desconoce si los sistemas de defensa estadounidenses pueden reducirlo, lo que añade más preocupaciones a Estados Unidos.

6. ¿CUÁL SERÍA EL COSTO ECONÓMICO SI ESTALLA LA GUERRA?

 Corea del Sur representa alrededor del 1.9 por ciento de la economía mundial y es el hogar de empresas como Samsung Electronics y Hyundai. 

Una fuerte caída en la actividad comercial debido a la guerra en la península causaría gran dolor en la región y en todo el mundo y eso es sin el despliegue de las armas nucleares de Corea del Norte contra su vecino.

Los mercados financieros mundiales también sufrirían un tremendo impacto a corto plazo, con golpes hacia activos seguros como el oro, el dólar estadounidense y el franco suizo.

“La crisis humanitaria y la reconstrucción económica de la península coreana después de un conflicto nuclear de este tipo requerirían una cooperación internacional a gran escala liderada por China, Estados Unidos y la Unión Europea, y probablemente llevaría más de una década reconstruir la economía” dijo Rajiv Biswas, principal economista de Asia y el Pacífico de IHS Markit.

7. ¿QUÉ OPCIONES QUEDAN EN LA MESA?
Muchos analistas dicen que es hora de iniciar conversaciones para evitar que la situación empeore. Detener a Corea del Norte de obtener un arma termonuclear, o más avanzados misiles de combustible sólido, es una meta que vale la pena seguir, según el director del Programa de no Proliferación de Armas en Oriente y Asia en el Middlebury Institute of International Studies.

Por muy desagradable que parezca, eso significa ofrecer recompensas para atraer a Corea del Norte de vuelta a la mesa de negociaciones. Lewis sugirió que hacer eso podría ser reducir los ejercicios militares.
“La pregunta de qué se puede ofrecer a los norcoreanos es una conversación que debería estar ocurriendo en el Congreso, con el público y entre los norcoreanos en lugar de tener una conversación imaginaria sobre escenarios de guerra “, dijo Delury.

“La opción realista es una diplomática que ralentiza esto. Y eso va a requerir muchas charlas”, aseguró.

FUENTE: EL FINANCIERO

 

Be the first to comment on "7 preguntas sobre el pleito de Corea del Norte y Estados Unidos"

Leave a comment