Buena puntada; aliados de las agujas y el estambre

Cada vez son más los hombres que se unen al movimiento en diferentes partes del mundo.

Los estambres y las agujas dejaron de ser  exclusivamente para las mujeres. Ahora los hombres también se reúnen para tejer, en un claro ejemplo de que el amor y la pasión por una actividad no conoce estereotipos.

¿Quién decidió que el rosa es para las niñas o el azul para los niños?  ¿Quién determinó que algunas actividades únicamente las podría hacer el sexo masculino y otras el femenino? En enero de 2006, en Santiago de Chile, inició el proyecto Hombres Tejedores a raíz de unos talleres  que diseñó Claudio Castillo.

“Se fue creando una comunidad de tejedores que encontraron un espacio para reflexionar sobre lo que significa ser hombre en el mundo de hoy y cómo los prejuicios y los estereotipos, principalmente los asociados a lo “femenino” y lo “masculino”, nos impiden vivir libres y felices”, explica Ricardo Higuera colaborador de Hombres Tejedores, en una entrevista vía correo electrónico.

 El 18 de junio de 2016, en el contexto del Día Internacional del Tejido al Aire Libre, se reunieron en Chile para tejer por primera vez afuera del Museo de Bellas Artes.

“De ahí en adelante, el trabajo de Hombres Tejedores se ha intensificado y seguimos en esta línea”, destaca.

En el transcurso de su primer año como colectivo han recibido decenas de mensajes desde diferentes países, entre ellos México, en los que se expresa el interés por replicar el trabajo que hacen en Chile.

Por el momento no existe una alianza para crear talleres, aun cuando el objetivo es que existan más hombres interesados en el tejido en distintas partes del mundo.

“Para nosotros es de gran interés, pero dado que no estamos físicamente más que sólo en Chile, dos representantes en Alemania y uno de ellos que se mudará a Portugal prontamente, sólo podemos apoyar desde la distancia compartiendo nuestra experiencia. Si hay hombres interesados en México en ir adelante con esta idea, ¡bienvenidos!”.

Aunque desconocían si el proyecto iba a ser aceptado o no, desde un principio lo vieron como una oportunidad y con el tiempo les ha dado grandes satisfacciones.

 “Todo el trabajo que rodea a Hombres Tejedores ha sido un aprendizaje constante. Ya sea desde aspectos básicos como aprender a tejer determinados puntos o técnicas, hasta la organización como tal, de un grupo de hombres que hoy se encuentra trabajando por un objetivo común. Más que obstáculos, vemos que han sido tremendas oportunidades para crecer y para llevar este hermoso proyecto a un siguiente nivel.”

No se consideran una microempresa de artesanos del tejido. No cuentan con tienda física ni online, aunque no la descartan para el futuro.

“Nuestro trabajo tiene que ver con visualizar una práctica históricamente asociada a lo femenino para poner en discusión la importancia de trabajar por una sociedad más inclusiva y respetuosa de la diversidad. Trabajamos para que podamos, juntos, tejer una sociedad más amable.”

En general, han  recibido buenos comentarios.

“Usamos nuestras redes sociales (Facebook e Instagram, ambas como Hombres Tejedores) para contar de nuestras actividades y también para ir creando comunidad con otros tejedores y tejedoras en distintas partes. Estamos muy contentos y agradecidos de la reacción de la gente.”, asegura Higuera quien maneja las redes sociales

El pasado  24 de mayo  presentaron su proyecto en Alemania en el TEOK Berlín, un formato de charlas que se realizan en distintas ciudades del mundo y en donde compartieron su experiencia.

Hombres Tejedores va rompiendo fronteras y prejuicios. El próximo sábado en Santiago van a celebrar el Día Internacional del Tejido al Aire Libre.

FUENTE. EXCELSIOR.

Be the first to comment on "Buena puntada; aliados de las agujas y el estambre"

Leave a comment