Canadá se reintegra a renegociación del TLCAN con la presión encima

d4a973e3031535475405_standard_desktop_medium_retina

El primer ministro, Justin Trudeau, dijo que se avanza en temas automotrices, pero que no cederán en productos lácteos, uno de las grandes diferencias que tienen con EU.

La principal negociadora comercial de Canadá se uniría este martes a sus homólogos mexicano y estadounidense en Washington en un intento por seguir siendo parte del trilateral pacto TLCAN, mientras funcionarios estadounidenses expresaron optimismo de que se pueda llegar a un acuerdo esta semana.

Ottawa está bajo presión para aceptar nuevos términos sobre el comercio de autos y las reglas de solución de controversias luego de que Estados Unidos y México a un acuerdo bilateral como parte de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, advirtió que podría llegar a un acuerdo solo con México y cobrar aranceles a Canadá si no se incorpora al acuerdo comercial revisado.

La canciller canadiense, Chrystia Freeland, se uniría a las conversaciones después de un paréntesis de varias semanas mientras Estados Unidos y México resolvían los desacuerdos bilaterales pendientes en la renegociación del acuerdo que tiene una vigencia de 24 años.

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, dijo a la cadena CNBC este martes que creía que Estados Unidos también podría llegar a un acuerdo comercial con Canadá esta semana.

“El mercado estadounidense y los mercados canadienses están muy entrelazados”, dijo. “Es importante para ellos lograr este acuerdo y es importante para nosotros lograr este acuerdo”, agregó.

Por su parte, el canciller mexicano, Luis Videgaray, dijo este martes al canal local Televisa que las tres partes trabajarían por un acuerdo para los tres países.

“Para nosotros el acuerdo debe ser trilateral y eso es en lo que estamos trabajando, vamos a dedicarle ahora también largas horas a la negociación con Canadá que se reincorpora ya el día de hoy”, dijo.

Las negociaciones entre los tres socios, cuyo comercio es de más de un billón de dólares anuales, se han prolongado por más de un año, presionando al peso mexicano y al dólar canadiense. Ambas monedas ganaron frente al dólar estadounidense el lunes, pero el peso se debilitaba este martes.

Un punto de fricción para Canadá es el esfuerzo de Estados Unidos por deshacerse del mecanismo de resolución de controversias del Capítulo 19 que impide a Estados Unidos perseguir casos antidumping y antisubsidios.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo el lunes que México había acordado eliminar el Capítulo 19, algo a lo que Canadá se ha opuesto fuertemente.

El presidente estadounidense, Donald Trump, ha amenazado con seguir imponiendo aranceles a los automóviles fabricados en Canadá si ese país no se une a sus vecinos y advirtió que esperaba concesiones en las protecciones lácteas canadienses.

El denominado sistema de gestión del suministro de Canadá, que incluye los productos lácteos, equilibra la producción canadiense con el consumo interno, fija los precios e impone aranceles elevados para limitar las importaciones.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, dijo el martes que su posición sobre el sistema de administración de suministros que protege a los productores lecheros no ha cambiado. Agregó que su país espera firmar un acuerdo siempre que sea bueno para los canadienses.

“Parece ser un reto bastante difícil resolver estos temas en tres días”, dijo David Wiens, productor lechero de Manitoba y vicepresidente del influyente grupo industrial Dairy Farmers of Canada.

Si no se llega a un acuerdo con Canadá, Mnuchin dijo este martes que Estados Unidos procederá a un acuerdo comercial por separado con México. El Gobierno mexicano también tomó esa posición, incluso cuando dice que quiere un acuerdo trilateral.

Videgaray dijo en Washington el lunes que la posibilidad de hacer cambios con Canadá a lo que Estados Unidos y México habían acordado era “significativamente mayor” esta semana, aunque no descartó alteraciones después de eso.

Si las conversaciones con Canadá no concluyen para fines de esta semana, Trump planea notificar al Congreso de su país que ha llegado a un acuerdo con México e igualmente que estaría dispuesto a lograrlo con Canadá, dijo Lighthizer el lunes a periodistas.

La Casa Blanca dijo que Trump firmará el acuerdo en 90 días. El Congreso tiene que aprobarlo.

FUENTE: EL FINANCIERO

Be the first to comment on "Canadá se reintegra a renegociación del TLCAN con la presión encima"

Leave a comment