El Buen Fin del dinero de plástico: más de 23 millones de compras con tarjeta

Compradores de El Buen Fin de 2016 en Puebla. CUARTOSCURO

El Buen Fin 2017, que se celebrará entre el 17 y el 20 de noviembre, traerá una particularidad respecto a las ediciones anteriores: el aumento de las operaciones con tarjeta de débito y crédito. Solo durante los cuatro días que durará la iniciativa se esperan más 23 millones de operaciones con dinero de plástico, según los cálculos de la Secretaría de Economía. En volumen, las autoridades mexicanas esperan un crecimiento del 8% respecto al año pasado.

Una expectativa de crecimiento que se justifica por el comportamiento de las ediciones anteriores de este periodo de rebajas exclusivamente mexicano. Entre 2014 y 2016 el uso de efectivo redujo su participación de un 43% a un 38%, mientras que el uso de tarjetas de crédito y de débito aumentó en este mismo periodo del 48% al 53%, según un estudio de la consultora Nielsen. “Van a incrementar las operaciones con tarjetas de crédito porque hay ofertas muy atractivas de cero intereses y luego el consumidor está recibiendo su aguinaldo”, prevé Álvaro Vargas, experto en Finanzas en la Escuela Bancaria y Comercial.

 En la misma línea, Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), subraya el notable crecimiento observado en el uso del plástico durante esos cuatro días de descuentos. La fórmula de pago en 12 meses sin intereses sigue siendo la preferida por los tarjetahabientes mexicanos. “Lo ideal es que nadie se endeude por encima del 30% de tu ingreso disponible”, aconseja Di Costanzo. La mayoría de las quejas que este organismo recibe en periodo de Buen Fin tienen origen en los cajeros automáticos y, en segundo lugar, en los puntos de venta, según los datos de la Condusef.

Este año se espera que las ventas generadas a partir de esta iniciativa comercial superen los 100.000 millones de pesos (5.250 millones de dólares), un 12% más que en la edición del año pasado. No obstante, Rocío Ruiz Chávez, subsecretaria de Competitividad y Normatividad de Economía se ha mostrado cauta respecto al incremento de ventas de esta edición con relación a 2016. “No puedes ir creciendo tanto todos los años porque ya ahorita partimos de una cifra que ya es de por sí alta [89.000 millones de pesos]. El crecimiento será más modesto, de entre un 5% y un 8%”.

Sorteo Fiscal contra la desaceleración del consumo

La iniciativa, que nació en 2011 bajo la sombra del Black Friday de Estados Unidos y con el apoyo del sector minorista mexicano, ahora encara la presión de una reciente desaceleración en el consumo privado, la incertidumbre en torno a la renegociación en el Tratado de Libre Comercio con América del Norte (TLC) y los pasados sismos de septiembre, que han dejado miles de damnificados en el centro y sur de México. No obstante, Ruiz Chávez subraya que lejos de inhibir el comercio, los recientes terremotos pueden ser una oportunidad para que las empresas pongan en oferta los productos socorridos por los damnificados, por ejemplo, materiales de construcción, enseres para el baño y la cocina, electrodomésticos, televisores e incluso ropa. Más de 50.000 empresas se han sumado a este programa con lo que se garantiza que habrá mercancías y paquetes vacacionales con un 10 hasta un 70% de descuento, según la información de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco).

Ni los terremotos, ni las negociaciones internacionales mueven las expectativas de consumo derivadas de El Buen Fin. Televisores, ropa, calzado, electrodomésticos y computadores vuelven a figurar entre los artículos más buscados por los potenciales compradores. Este año se espera que el ticket promedio por persona se mantenga en niveles similares a 2016 —alrededor de 600 pesos (31 dólares) para las compras en efectivo y con tarjeta de débito, y 1.700 pesos (89 dólares) para las adquisiciones con tarjeta de crédito—, según los datos de Economía.

Lo que comenzó como una propuesta empresarial de las grandes tiendas comerciales y de autoservicio, también ha posibilitado la participación del sector público: por cuarto año consecutivo la Secretaría de Hacienda realizará un sorteo con una bolsa de 26 millones de dólares para 149.000 agraciados. Participarán todos aquellos que gasten más de 250 pesos por ticket de compra y paguen con tarjeta de crédito o débito.

FUENTE: EL PAÍS

Be the first to comment on "El Buen Fin del dinero de plástico: más de 23 millones de compras con tarjeta"

Leave a comment