¿Qué hace infelices a los habitantes de los países ‘más felices’?

merlin_135808209_a763545e-7e63-4064-9b0e-2fd1608fc465-master1050

COPENHAGUE, Dinamarca — Los países nórdicos regularmente aparecen en los primeros lugares de una lista anual de las naciones más felices del mundo, pero su reputación como “superpotencias de la felicidad” enmascara las dificultades de una parte significativa de la población, según un nuevo análisis.

Finlandia, Noruega, Dinamarca e Islandia lideran la clasificación 2018 del Reporte de Felicidad en el Mundo, y Suecia no quedó tan atrás, al ubicarse en el noveno lugar. Sin embargo, en los cinco países nórdicos, un promedio de 12,3 por ciento de la población está “luchando” o “sufriendo”, de acuerdo con un reporte del Consejo Nórdico de Ministros y el Instituto de Investigación de la Felicidad en Copenhague.

“Algo no rima”, dijo Michael Birkjaer, un analista del Instituto de Investigación de la Felicidad y uno de los autores del reporte, titulado A la sombra de la felicidad, en referencia a la distribución inequitativa de la felicidad en los países nórdicos. “Es la juventud causando la desigualdad al máximo nivel”.

El informe, basado en una investigación realizada desde 2012 hasta 2016, solicitó a las personas evaluar su satisfacción con la vida en una escala de cero a diez. Aquellos que respondieron siete o un número más alto fueron clasificados como “prósperos”, los que respondieron cinco o seis fueron colocados en la categoría de “luchando” y los que dijeron cuatro o menos fueron colocados como “sufriendo”. La mayoría de los participantes en los países nórdicos reportaron satisfacción de siete a nueve.

Los Estados nórdicos tienen una sofisticada red social que hace que los jóvenes enfrenten menos presión por educación, salud o trabajo que muchos de sus colegas en cualquier otra nación. Los países tienen algunos de los impuestos más altos del mundo, pero las escuelas y los hospitales son gratis, el permiso por paternidad o maternidad es generoso y los beneficios por desempleo y el cuidado para los adultos mayores ayuda a aquellos que ya no trabajan. Sin embargo, con esa seguridad y ayuda llegan las expectativas de estar bien y la presión de ser tan feliz como las demás personas.

Los principales factores en la región asociados con el bienestar son salud general, salud mental, ingresos y empleo, concluye el informe.

“La salud general y la mental están asociadas más estrechamente con desigualdad del bienestar que otra circunstancia de la vida, tales como los niveles de empleo o de ingresos”, mencionó el análisis y agregó que los países nórdicos han observado un alza en una mala salud mental, particularmente entre jóvenes y mujeres.

Las tendencias destacadas en el informe parecen estar respaldadas por varios estudios nacionales realizados en la región. En Suecia, el número de personas con depresión incrementó un 20 por ciento en diez años, dijo el año pasado la Dirección Nacional de Sanidad y Bienestar Social, un alza que es particularmente pronunciada entre los jóvenes. En Dinamarca, las personas cuyas edades oscilan entre los 16 y los 24 años están más solitarias que las personas de la generación de sus abuelos, mostró una encuesta nacional de 180.000 personas realizada este año por la Autoridad Danesa de Salud.

Birkjaer, del Instituto de Investigación de la Felicidad, destacó que una cultura del desempeño y el creciente uso de las redes sociales contribuyen a la depresión, la soledad y el estrés.

“Estos problemas son difíciles de resolver”, dijo. “Digamos que las redes sociales son una causa principal, entonces ¿qué hacemos? ¿Las prohibimos? Algo más surgiría en su lugar”.

No obstante, las consecuencias se extienden más allá del individuo. “La falta de felicidad es muy costosa para la sociedad”, indica el informe. “El que un creciente número de personas estén luchando o sufriendo tiene consecuencias socioeconómicas. El problema está particularmente asociado con la ausencia del trabajo debido a una enfermedad, baja productividad y el uso de servicios de salud”.

FUENTE: THE NEW YORK TIMES

Be the first to comment on "¿Qué hace infelices a los habitantes de los países ‘más felices’?"

Leave a comment