Reino Unido despliega al ejército; temen más ataques inminentes

La premier elevó la alerta terrorista a su mayor nivel, por lo que militares patrullarán las calles del país

La primera ministra británica, Theresa May, anunció ayer que Reino Unido elevó su nivel de alerta a “crítico”, el máximo en una escala de cinco, y desplegará a cinco mil soldados para colaborar en tareas de seguridad tras el atentado del lunes por la noche en Manchester.

El mayor nivel de alerta significa que un ataque se puede producir de manera “inminente”, por lo que miembros de las Fuerzas Armadas patrullarán junto con la policía en algunas zonas, informó May en una comparecencia en su residencia de Downing Street.

Tras mantener una reunión con el comité de emergencias Cobra, en el que participa la cúpula de las fuerzas de seguridad y los servicios de inteligencia, May alertó que el terrorista que mató a 22 personas e hirió a 59 en Manchester pudo contar con una red de apoyo.

Ayer por la mañana fue detenido en Manchester un hombre de 23 años que estaría relacionado con el atentado, informó la policía.

También hubo una segunda detención en el centro comercial Arndale que no parece tener que ver con el caso, indicaron las autoridades en Twitter. El lugar había sido evacuado temporalmente durante la mañana de ayer.

Además, una vigilia en Birmingham en solidaridad con las víctimas fue interrumpida ayer después de que la policía detuviera en las inmediaciones a un hombre con un arma blanca y un bate de beisbol.

El acto en Birmingham se realizaba en paralelo a otro en Manchester, donde miles de personas se reunieron para recordar a las víctimas.

ATACANTE NACIÓ
Y FUE CRIADO EN MANCHESTER

El supuesto atacante, que falleció al detonar el artefacto explosivo la noche del lunes, fue indentificado ayer por la policía como Salman Abedi, de 22 años.

Nació en Manchester en el seno de una familia muy religiosa, originaria de Libia, y varios medios afirman que era conocido por los servicios de inteligencia.

Sus padres habrían huido de su país para escapar del régimen del dictador libio Muammar Gadhafi.

Según The Financial Times, se había radicalizado en los últimos años.

Abedi rezaba en una mezquita de los suburbios, donde su padre era muy conocido, ya que a veces hacía el llamado a la plegaria. Actualmente estaría residiendo en Trípoli, según fuentes consultadas por The Guardian.

La familia de Abedi vivió en el área de Fallowfield, en el sur de Manchester, durante al menos diez años, según el diario Daily Telegraph.

El sospechoso tiene dos hermanos y una hermana.

Su hermano Ismael es más abierto, pero Salman era muy tranquilo. No parecía en absoluto la persona que fuera a hacer eso”, explicó un miembro de la comunidad libia de Manchester al diario.

Abedi comenzó sus estudios de negocios y gerencia en la Universidad de Salford, pero los abandonó después de dos años sin graduarse.

ERA SOLDADO DEL
ESTADO ISLÁMICO

El grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó ayer el atentado perpetrado al final de un concierto de Ariana Grande al que asistían muchos niños y jóvenes.

A través de su órgano propagandístico, Amaq, el EI aseguró que uno de sus “soldados” logró colocar una bomba entre “las multitudes cruzadas en Manchester”.

Los yihadistas aseguraron que hubo 30 muertos y 70 heridos, aunque las autoridades británicas hablan de 23 fallecidos -incluyendo al atacante- y 59 heridos.

El atentado es una venganza y una respuesta a los ataques contra musulmanes que tiene como objetivo aterrorizar “a los infieles”, añadió el EI, amenazando con más atentados.

INDIGENTES, HÉROES DE LA TRAGEDIA

Stephen Jones dormía en una calle adyacente a la Manchester Arena cuando la explosión lo despertó. Chris Parker mendigaba en la zona. Ambos se convirtieron en héroes de la tragedia tras ayudar a las víctimas en los primeros minutos después del atentado terrorista.

Eran niños, muchos niños llenos de sangre que gritaban y lloraban”, explicó a la cadena de televisión ITV, Stephen Jones, que vive en la calle desde hace más de un año.

“Tuvimos que retirar los clavos de los brazos, inclusive del rostro de una pequeña”, agregó.

Chris Parker, de 33 años, contó a la agencia Press Association que la fuerza de la explosión lo tumbó al suelo.

Vi a una niña pequeña (…) ya no tenía piernas. La envolví con una camiseta y le pregunté: ‘¿Dónde esta tu mamá y tu papá?”, contó. La niña respondió que su papá estaba en el trabajo y que su madre estaba arriba, en la sala.

Contó cómo intentó reconfortar a una mujer, que finalmente falleció.

Ella murió en mis brazos. Tenía unos 60 años y me dijo que había venido con su familia”, dijo.

“El suelo estaba lleno de pernos y tuercas. Algunas personas tenían agujeros en la espalda”, describió Parker.

Hasta ayer, las colectas iniciadas en internet habían reunido nueve mil 400 libras (12 mil 182 dólares) para Stephen Jones y más de 10 mil libras (13 mil dólares) para Chris.

-AFP

FUENTE. EXCELSIOR.

Be the first to comment on "Reino Unido despliega al ejército; temen más ataques inminentes"

Leave a comment