Frente de Pueblos impugnará consulta sobre termoeléctrica en Huexca

Una de las dos termoeléctricas que se instalarán en Huexca, el proyecto también incluye un gasoducto. Foto Rubicela Morelos

Cuernavaca, Mor. El Frente de Pueblos en Defensa del Agua, Tierra y el Aire de Morelos, Puebla y Tlaxcala, acordaron ampararse ante un juzgado federal contra la consulta pública, a la que convocará el presidente Andrés Manuel López Obrador a fin de que se apruebe o no, el funcionamiento de la termoeléctrica construida por la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en la comunidad indígena de Huexca, por considerar que el Proyecto Integral Morelos (PIM) —al cual pertenece— que tal ejercicio “viola el principio de autodeterminación y trata de suplantar la decisión de los habitantes de los pueblos sobre su territorio”.

Juan Carlos Flores Solís, integrante del Frente y Juan Jiménez Escobar, comunero del municipio de Miacatlán, aseguraron que los campesinos morelenses y habitantes de pueblos de la entidad, así como de Tlaxcala y Puebla, por donde pasa alguno de los proyectos de infraestructura del PIM —dos termoeléctricas, un gasoducto y un acueducto— resultarán afectados de manera directa.

Se prevé que el referendum anunciado por el presidente López Obrador, se realice el próximo 23 y 24 de febrero en todo el estado de Morelos, de igual manera en nueve municipios tlaxcaltecas y 15 poblanos.

Los activistas acusaron inequidad en el procedimiento consultivo pues, mencionaron, el titular del poder Ejecutivo ya se pronunció por el Sí, además de que el número de habitantes que definirán el plan es incomparable en términos de votos, ya que en Huexca son 900, y en Cuernavaca son más de 400 mil.

“El presidente del país dice que la Termo sí va. Pero nosotros decimos que no va. Pero además esta consulta desde ahorita está ya impugnada por los verdaderos afectados de las dos termoeléctricas, porque no es una, sino dos”, expuso Jiménez Escobar.

Agregó que los morelenses sufrirán despojo de agua con la edificación del acueducto, y vivirán en riesgo debido a que al gasoducto, ya que su construcción atravesará “las inmediaciones del volcán Popocatépetl”.

Por su parte, Flores, afirmó que el amparo, ya se está integrando, sí será procedente, porque “esta consulta ciudadana está suplantando la decisión de los pueblos sobre su territorio.

Reiteró que “por todos lados, viola el derecho a la consulta indígena de las poblaciones” tanto por la termoeléctrica, el gasoducto y el acueducto. Es decir, acotó, “porque no es un consulta que cumpla con los estándares de la consulta indígena”

Ambos activistas afirmaron que deben ser los integrantes de los pueblos indígenas de esa región los que decidan si ese plan, en el que participan la Comisión Federal de Electricidad (CFE), las empresas españolas Elecnor, Abengoa, Enagas y Bonatti.

“La consulta ciudadana impulsado por López Obrador va generar el funcionamiento del Proyecto Integral Morelos, porque son más los morelenses que no son afectados directamente”, aunque dijo que de manera indirecta este megaproyecto traerá consecuencias medioambientales para toda la entidad pues aumentará el calor, y escaseará el agua.

“Debe de hacerse en los pueblos y nadie más debe determinar. De lo contrario se violaría el principio de autodeterminación”, recalcó Flores Solís.

Recalcó que la consulta “es violatoria a todos los preceptos legales establecidos en la constitución política de los Estados Unidos Mexicanos y del convenio 169 de la OIT”.

Juan Jiménez Escobar, quien ha rechazado además proyectos mineros, solicitó al presidente reconsiderar su postura, porque de ganar el “Sí” será la punta de lanza para “acabar con el estado agrario de Morelos, con la tierra de Zapata, y convertirlo en una tierra muerta industrial y llena de minas y enfermedades como el cáncer, diabetes e hipertensión arterial, como pasa en otros estados”.

Jiménez Escobar, también integrante del Movimiento Morelense en contra de las Concesiones de Minería a Tajo Abierto, aseguró que existen 19 concesiones extractoras en suelo morelense, contra las cuales él y sus compañeros de luchan han resistido. Tales permisos abarcan unas 40 mil hectáreas.

El labriego pidió a Andres Manuel López Obrador que cancele de manera definitiva el Proyecto Integral Morelos (PIM), porque si continua, aseguró, se acabarían con los ejidos y cultivos de la región, y esa industria se asentaría en esas tierras.

Finalmente recordó que en el campamento del Río Cuautla, en San Pedro Apatlaco, municipio de Ayala —en el que nació Emiliano Zapata—, los ejidatarios ya llevan dos años y cinco meses en plantón para que no se lleven su agua.

 FUENTE: JA JORNADA

Be the first to comment on "Frente de Pueblos impugnará consulta sobre termoeléctrica en Huexca"

Leave a comment